Seleccionar página
PACIENCIA EN HANDSTAND
25 de agosto de 2021

Leyendo el título te estarás preguntando por qué esta semana vamos a hablar sobre la paciencia si estamos aquí para aprender Handstand. Pues bien, porque Handstand es una habilidad maravillosa, pero no se consigue de la noche a la mañana. 

Este movimiento requiere de algo más profundo, algo que está dentro nuestra y que tenemos que ir despertando poquito a poquito. No podemos llegar y lanzarnos a la piscina como si todo lo que conlleva no fuera importante. 

La mayoría de las personas que quieren aprender Handstand, empiezan por visualizar vídeos en youtube, instagram con ejercicios “buenos” para conseguir tu invertida. Y claro, todos esos ejercicios son perfectos para trabajar con tu cuerpo y hacer que de ahí, salga tu Handstand. 

Pero…

Siempre hay un pero, es que esos ejercicios necesitan ser comprendidos. Entender cual es el movimiento de cada uno de ellos, los músculos involucrados, pero sobre todo, se necesita empezar con ejercicios que trabajen desde la base. 

Nosotros ponemos mucho énfasis en enseñar a nuestros alumnos desde la base, desde el sentimiento de lo más básico como ponerte en cuatro apoyos y mover un poco las muñecas, se hace necesario para poder ir adaptando tu cuerpo a cada movimiento involucrado en la invertida, ir fortaleciendo tus músculos, tus articulaciones. Entender que en lo básico está la clave del aprendizaje. 

Y ¿qué tiene esto que ver con la paciencia?

Mucho.

El ser humano, y sobre todo en la sociedad en la que vivimos, vamos a toda velocidad por la vida. Y es “normal” porque de otra manera no llegamos. Por ese motivo, siempre vamos al final, y queremos aprender Handstand con ejercicios que se parecen a este movimiento, los cuales deberíamos practicar una vez entendemos la base del movimiento. 

La cuestión es que no queremos “perder el tiempo” y queremos esa habilidad ya. 

PACIENCIA

No hay más.

Bueno sí, paciencia y trabajo consciente. 

Empezar a trabajar desde lo más básico, porque aunque tú sientas que controlas el movimiento, ya que puedes aguantar una serie de segundo teniendo una línea “banana”, deberías volver a empezar desde el inicio para poder entender porqué tu Handstand tiene esa forma. Y esto, es de lo más difícil puesto que aquí entramos dentro de los hábitos

No profundizaré mucho en ello. Crear un hábito es difícil, pero eliminarlo para volver a crear una nuevo, bueno… imagínate lo duro que puede llegar a ser. 

Por eso, paciencia, empieza desde la base y sigue ascendiendo con un entrenamiento adecuado a tu nivel. Pero sobre todo, lo que queremos transmitirte es que tengas paciencia y disfrutes del proceso.

En realidad, eso es lo más importante, porque una vez conseguido ¿qué te queda?

Disfruta cada entrenamiento consciente, haz la práctica para ti, porque de esta manera tu objetivo, tu propósito, llegará, seguro. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CURSO GRATUITO 4 DÍAS HANDSTAND

Haz click aquí y únete a nuestra comunidad